lunes, 27 de marzo de 2017

"El ladrón de vírgenes", de David de Juan Marcos: una reflexión sobre la religiosidad y la venganza



Título: El ladrón de vírgenes
Autor: David de Juan Marcos
Editorial: HaperCollins
Género: novela, intriga, prosa poética
Páginas: 256
Publicación: 01/03/2017
ISBN: 9788491390466



  Cómo iba a saber que aquel hombre traía la muerte consigo. Debí darme cuenta por su olor a cebolla rancia. Debí darme cuenta cuando la leche cuajaba a su paso en los cubos de metal. Cuando las palomas morían desplumadas por la tiña, o porque allá por donde pasaba doblaba los racimos y dejaba una pestilencia a plomo de preludios de tormenta de verano.
 He de reconocer que en nuestras pesadillas siempre supimos que volvería, que algún día subiría el caminito en forma de culebra cercado de castaños y sus botas embarradas cruzarían con un ímpetu desordenado la única puerta de la casa por donde entraba el sol. Se sentaría en la mesa de tarugos sin pulir con la cuchara de latón y esperaría a que se le sirviera de comer como si nada hubiera pasado. Como si no nos hubiera arrancado la alegría del pecho. Era mi padre.
  Después de quince años de misteriosa ausencia, Andrés Pajuelo regresa a su casa para proyectar el robo de una serie de valiosas obras de arte religioso. Para ello necesitará la ayuda de sus dos hijos, del melindroso prometido de su hija y de un enigmático gigante experto en teología y en arte sacro. Cuando todo parece estar listo para ejecutar el último y más lucrativo de los robos, es acusado de varios asesinatos. Para sorpresa de toda su familia, Andrés reconocerá al instante su culpa ahorcándose en público.
  El ladrón de vírgenes es una reflexión sobre las mentiras que encierra toda religión y sobre la importancia de la religiosidad en la condición humana. Un análisis sobre los límites de la traición, la lealtad y la fuerza de las promesas. Un certero homenaje a la tradición oral de contar historias.
   Me encantó La mejor de las vidas, así que cuando David de Juan Marcos me propuso organizar una lectura conjunta con su nueva novela, no me lo pensé. Metí en el ajo a Libros que hay que leer, Entre mis libros y yo y De lector a lector (excelentes compañeras de viaje, vaya una donde vaya) y nos pusimos manos a la obra. Tras la lectura, llega el momento del análisis y así, hoy inauguro la publicación de las reseñas de un libro que me ha vuelto a sorprender.
    El autor ya me lo dijo: "este libro es diferente, no es igual que La mejor de las vidas". Y tiene razón. ¡Vaya si es diferente! Pero, al mismo tiempo, también comparte mucho con aquel. Así que voy a ir hablando de los aspectos que los unen y lo separan.
   Se parecen, principalmente, en el estilo del autor. De Juan Marcos vuelve a regalarnos un libro que da gusto leer, lleno de poesía y de frases que guardar para toda la vida. Una novela repleta de reflexiones exprimidas hasta convertirse en proverbios, en máximas de vida, en lecciones de comportamiento o de conocimiento del ser humano. 
   Y es que otro de los elementos que tienen en común ambas novelas es ese ahondamiento en la naturaleza humana, ese reflexionar sobre la forma de ser y comportarse de los hombres. En este caso, la religión y la venganza concentran la mirada del autor y dan lugar a una serie de ideas, de pinceladas, que el lector tendrá que ir masticando y digiriendo, reflexionando sobre ellas y aportando su propio punto de vista para sacar el máximo partido a una novela llena de sugerencias.
     A pesar de todo lo dicho, hay una cuestión en la que se diferencian claramente ambas novelas: el género. Si La mejor de las vidas era una novela reflexiva de aprendizaje, esta es una novela (también reflexiva) pero de intriga. El ritmo, por lo tanto, es completamente diferente y esta es mucho más ágil. Lo es por la manera en la que el autor dosifica la información pero (creo) también por la propia velocidad que el lector imprime a su lectura: espoleado por la intriga, es fácil que esta novela se lea con un ritmo más rápido que la anterior, más dada a una lectura plácida y sosegada.
    El tono también es diferente, quizá más descreído, menos optimista en este. Aunque ambas novelas coinciden en el narrador en primera persona y en ese análisis reflexivo sobre la realidad que les circunda, lo cierto es que Cirilo y Nico solo se parecen en la juventud y en cierta inocencia que irán perdiendo a fuerza de golpes. Pero el primero recorre ese camino más rápido. O, quizá, tiene que ver con la época y la zona en la que está ambientada la novela (la España más profunda, la más rural).
    Sea como fuere, Cirilo y Nico han tenido vidas totalmente diferentes y eso se nota en su forma de reflexionar sobre lo que les rodea. De ahí que, como decía, el tono de fondo de cada novela sea diferente, aunque ambos puntos de vista sean interesantes.
   Y hay un último punto coincidente entre ellas: las sorpresas y giros finales. El ladrón de vírgenes vuelve a sorprendernos con un final inesperado que da la vuelta a lo que hemos leído hasta entonces y, sobre todo, a lo que pensábamos sobre algunos de los personajes que van desfilando por sus páginas.
    Así pues, De Juan Marcos vuelve a firmar una novela maravillosa, llena de oscuridad y reflexión sobre el ser humano (en este caso, sobre su dimensión espiritual, la religiosidad y sus dos caras: el consuelo y la solidaridad pero también las ficciones y las mentiras a las que da pie), que a pesar de que se degusta rápido, espoleado por la intriga, no hay que dejar de paladear para sacarle todo el jugo a las palabras llenas de belleza del autor.
     Nos seguimos leyendo.

   Incluyo este libro en los siguientes retos:
  •  Reto 100 libros18/100
  •  Reto Genérico14 (4/5 narrativa contemporánea)/40
  •  Reto 25 españoles10/25
  •  Reto Autores de la A a la ZJ 12/25

miércoles, 22 de marzo de 2017

"Princesas Dragón. El misterio del huevo dorado", de Pedro Mañas y Luján Fernández: un libro transgresor en muchos aspectos

 Durante unas cuantas semanas voy a ir publicando las reseñas de libros infantiles que he estado escribiendo para Anika entre Libros en los últimos meses y empiezo por este que me gustó mucho y que supone una propuesta narrativa muy interesante.


Título: Princesas Dragón. El misterio del huevo dorado

Título Original: (Princesas Dragón. El misterio del huevo dorado, 2016)
Editorial: SM

Colección: Princesas Dragón

Copyright:
© Texto: Pedro Mañas, 2016
© Ilustraciones: Luján Fernández, 2016
© Ediciones SM, 2016
Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Octubre 2016
ISBN: 9788467590548
Tapa: Blanda
Etiquetas: persecuciones, magia, aventuras, dragones, mujeres, guiños, intriga, libros ilustrados, magos, princesas, príncipes, literatura infantil, mentiras, multiculturalidad, transgresores, 6 años, 7 años, 8 años, 9 años, superheroínas, colecciones
Nº de páginas: 104


Argumento:

  Bamba recibe la carta de un príncipe que dice estar enamorado de ella y que la espera en su castillo para conocerla. Ella no quiere ir, pero su madre la engaña porque, como princesa, su deber es conocer a un buen príncipe y casarse con él. La sorpresa viene cuando llega allí: otras dos princesas han recibido la misma carta y están en la misma situación. En el concurso para elegir a la mejor de ellas ocurrirá algo inesperado que cambiará los planes de todos.


Opinión:

  Aventuras, intriga, engaños, dragones, princesas, magos encantadores, príncipes, persecuciones, magia… este libro tiene todos los ingredientes para hacer pasar un buen rato a cualquier lector que lo tome entre sus manos. Tenga el género y los años que tenga. Cierto es que lo disfrutarán de un modo especial los lectores de 6 a 9 años, pero sus aventuras y, sobre todo, lastransgresiones que propone, gustarán a muchos.
  Y digo transgresiones porque esta es una historia de príncipes, princesas y dragones… pero muchas cosas no son como suelen en este tipo de libros. Para empezar, la princesa no quiere casarse; no solo porque sea muy joven, sino porque prefiere hacer otras cosas con su vida. Además, sus padres están separados, con lo que tiene que lidiar con la falta de acuerdo entre ellos y con el hecho de vivir seis meses en un castillo y seis en otro.
  Además, las tres princesas protagonistas representan modelos de mujer bien diferentes, tanto en lo físico como el psíquico, lo cual abre el abanico de posibilidades y facilita la identificación de niñas que no siempre se ven a ellas mismas como Cenicienta o Blancanieves. Este es, para mí, uno de los grandes logros de este libro: más a través de las ilustraciones que de la propia historia (con lo cual también nos está diciendo que eso no es lo importante de las personas, sino que lo que cuenta es cómo son y cómo actúan y no tanto su aspecto) se nos presenta un universo diverso y multicultural en el que no todos son iguales y en el que hay cabida para todos.
  También el príncipe cumple roles diferentes a los que suele tenernos acostumbrados en las historias tradicionales y, aquí, desempeña un papel bastante pasivo (no es el héroe de la trama) y también muestra su incomodidad con los finales de toda la vida: eso de "se casaron, fueron felices y comieron perdices" tampoco va mucho con él.
  Además, de los elementos transgresores, la historia en sí es muy amena y entretenida, tiene ritmo e intriga, está muy bien tramada y, por si fuera poco, tiene unos guiños humorísticos que le sientan muy bien al tono general del libro.
  Tampoco son nada típicas las ilustraciones de Luján Fernández: son coloridas, grandes, alejadas de la ñoñería que muchas veces transmiten ciertas historias de princesas y, lo que es mejor, enriquecen el universo imaginado por Pedro Mañas al completar, desde el punto de vista visual, toda esa diversidad y transgresión de la que estoy hablando.
  En definitiva, una historia muy divertida y llena de aventuras que nos puede ayudar a ver a nuestros niños y a nuestras niñas la vida de una forma diferente.
   Enlace a la reseña original.
   Nos seguimos leyendo.

lunes, 20 de marzo de 2017

"Cuchillo de palo (Refranes, canciones y rastros de sangre #2)", de César Pérez Gellida: una novela inesperada



Título: Cuchillo de palo (Refranes, canciones y rastros de sangre #2)
Autor: César Pérez Gellida
Editorial: Suma de letras
Género: novela negra, policíaca, thriller
Páginas: 512
Publicación: Octubre 2016
ISBN: 9788491290544


  Tras ser apartado del Cuerpo, Sancho ha resuelto dedicarse al suyo entregándose a los placeres de la carne en el lugar más apartado de sí mismo que ha logrado encontrar. Pero no hay rincón donde esconderse cuando es la desventura quien persigue.
  Paralelamente, Erika, Ólafur y su nuevo compañero, el arcángel redimido, Uriel, emprenden la obstinada persecución de los miembros de la infame organización criminal conocida como la Congregación de los Hombres Puros. Su objetivo no es otro que alcanzar la cúspide, pero la escalada les deparará una serie de riesgos que ni siquiera han sido capaces de evaluar.
  En esta nueva entrega, Pérez Gellida nos arrastra en un vertiginoso descenso a los infiernos para mostrarnos las grietas y aristas que dibujan la cara oculta del ser humano. Cuchillo de palo se revela como la novela más retorcida y sensorial del género Gellida.
  Narrativa audiovisual llevada al extremo.
   Llevaba meses queriendo hacerle hueco a lo nuevo (hasta hace veinte días, ya que la tercera parte de esta trilogía salió a la venta hace unas semanas) de César Pérez Gellida pero con esta vida que estoy llevando en los últimos meses no había manera de conseguirlo. La semana pasada me puse seria y, aprovechando la Yincana Criminal, me dije: "ahora o nunca" y por fin he conseguido leerla. Lo peor: que no me ha durado nada. Me he metido tan dentro en la historia que la he leído en un par de días. Lo mejor: que no solo volvemos a encontrarnos con personajes a los que conocemos de sobra (e, incluso, hemos llegado a tener afecto, después de tantas aventuras corridas con ellos) sino que descubrimos una cara oculta y un giro sorprendente que me han encantado hallar en esta novela.
     El giro es tan sorprendente que hasta casi la mitad de la obra pensé que no iba a poder incluirlas en la categoría de novela protagonizada por un detective que pedía la Yincana Criminal para esta semana. Y es que, en esta entrega, conocemos a un Ramiro Sancho que ha sido apartado de sus funciones policiales y que ha emprendido un camino directo a la autodestrucción, camino que pasa por el alcohol, las drogas y la adicción al sexo. 
   He de confesar que esta nueva dimensión de Sancho me ha tenido loca durante toda la novela. ¿Cómo puede pasarse de un extremo a otro? ¿Será posible que alguien que ha pasado su vida defendiendo al mundo de los malos se cambie de lado sin mayores remordimientos? Lo de los remordimientos... dejémoslo a un lado, porque ciertamente creo que en el comienzo del libro Sancho está tan desquiciado y con la conciencia tan anestesiada por todas sus adicciones que no creo que tuviera muchos. Pero he de decir que, por muchas preguntas que me he hecho al respecto y por mucho que mi cabeza decía "no puede ser, no puede caer tan bajo, no puede pasarse al otro lado"... César Pérez Gellida consigue que sea creíble. 
   ¿Y cómo lo consigue? Primero, con una ambientación fabulosa y con una configuración del personaje completamente opuesta a lo que habíamos visto hasta el momento (sobre todo, opuesto en lo que a moralidad se refiere, no a la propia forma de ser de Sancho, que tampoco dista mucho -aunque algo así, obviamente- de lo que sabíamos de él). Sancho resulta terriblemente creíble en el entorno en el que le sitúa el autor en esta novela.
    Y la segunda forma en que consigue que esa transformación sea verosímil (y la más poderosa, creo yo) es la propia evolución del personaje. A ver, te sorprende que llegue hasta dónde está aquí pero... ¿y quién estaría libre de no hacerlo cuando ha sufrido todo lo que Sancho ha sufrido hasta ahora? Todo está tan bien justificado y esa evolución está tan lograda que te lo crees, que no te lo cuestionas (aunque sí puedas preguntarte, como me ha pasado a mí). Te lo crees (aunque no des crédito) y por eso duele tanto verle así. Tanto, que me he sentido muy (pero que muy) identificada con Peteira y he compartido buena parte de su indignación, su frustración y sus sentimientos.
   Sancho centra la mirada de esta novela durante buena parte de sus páginas y la trama que protagoniza es capaz de ponerte los pelos de punta con los personajes que nos presenta y, sobre todo, su catadura moral, pero hay otra trama que es la que da unidad a la trilogía y que también tiene su continuidad en esta novela: la que tiene que ver con la (espeluznante) Congregación de los Hombres Puros. Esta segunda trama es terrible y estoy deseando continuar la trilogía para ver qué pasa con ella.
    Más allá de la intriga, del frenético ritmo, del interés de la trama, de los personajes y de las preguntas que el lector se pueda ir haciendo a lo largo de la lectura, he de decir que de esta novela me quedo con el juego que nos propone Gellida, con el giro sorprendente y con cómo está desarrollado. Me ha llamado mucho la atención la nota al lector que aparece integrada en la novela. En un principio (sinceramente) no me gustó. Me pareció una incursión de la voz del autor en el desarrollo de la trama que me rompió la continuidad narrativa de la obra. Había pillado el juego, había entrado en él y no creía necesaria la advertencia. Pero luego empecé a pensar en ella desde la perspectiva rupturista que el autor nos ha propuesto siempre en sus obras, ese saltarse las convenciones literaria, ese ir a su bola, ese utilizar el tono que mejor se adapta a sus libros sin pensar en si es políticamente correcto o incorrecto. Y al pensarlo desde esa perspectiva le vi sentido. Es más, lo tomé como un juego más, como uno de sus cameos, como un guió al Hitchcock que se paseaba por sus propias películas. 
  Así que cuando crees que ya le conoces y que le has cogido la medida tanto al autor como a su obra, Pérez Gellida vuelve a romperte los esquemas... y encima lo hace de maravilla. Tanto que no puedo esperar más para ponerme con A grandes males. Solo que... a ver si me dura algo más que este.
   Nos seguimos leyendo.
    
     Agradezco a El búho entre libros que organizase el sorteo en el que gané este ejemplar y a la editorial, que me lo remitiera.
   Incluyo este libro en los siguientes retos:
  •  Reto 100 libros17/100
  •  Reto 25 españoles9/25
  •  Reto Sabuesos2

domingo, 19 de marzo de 2017

Pasando revista a la semana #202


  Semana intensa también la que hoy termina (y eso que el viernes no hubo cole... pero como si lo hubiera) pero finde tranquilo (muy tranquilo. Me lo he tomado de descanso porque de vez en cuando hay que frenar un poco. Ya ni recordaba la última vez que pude pasarme una tarde entera en el sofá leyendo... ¡Cómo lo echaba de menos!), así que preparada para afrontar la semana que mañana empieza y, sobre todo, las tres que nos quedan hasta la Semana Santa (contaditas las tengo). 

SORTEOS


  • Me pica la curiosidad por saber cómo es el libro que sortea Lectora de Tot así que pruebo suerte y a ver si sacio mi intriga. El plazo está abierto hasta mañana, 20 de marzo, como puedes ver aquí.



      #RETODEESTASEMANA


        Me había propuesto acabar La chica danesa y Crematorio y lo he logrado. Además, he leído Cuchillo de palo y he empezado El ladrón de vírgenes, así que mi semana ha ido perfecta en lo que a lecturas se refiere. Y hasta me ha dado tiempo a empezar El jurado número 10, de Reyes Calderón.
         A partir de mañana quiero acabar El ladrón de vírgenes y seguir avanzando El jurado número 10. Además, quiero avanzar todo lo que pueda en Personas desconocidas, de John Katzenbach, y en el club de lectura empezaremos a leer La amiga estupenda, de Elena Ferrante.
         
        

      ENTRADA MÁS LEÍDA ESTA SEMANA


       La entrada más leída de la semana ha sido, en esta ocasión, la reseña de La estrategia del pequinés, cosa de la que me alegro porque me gustó mucho esa novela. Y en segundo lugar ha quedado mi reseña del viernes, un libro fantabuloso: Las dos orillas.

      NUEVOS HABITANTES

        Esta semana he recibido este libro que me llamó mucho la atención y que reseñaré en Anika entre Libros.
        
        ¡Feliz semana! ¡Y feliz día del padre! 
        Nos seguimos leyendo.

      viernes, 17 de marzo de 2017

      "Las dos orillas", de Alejandro Palomas: el universo Palomas en un formato diferente pero igual de cautivador

        No digo nada nuevo si aseguro que Alejandro Palomas es uno de mis escritores favoritos y que de él leería hasta la lista de la compra. Así que cuando publicó esta obra y nos la ofrecieron para reseñarla en Anika entre Libros no solo no dudé (a pesar de ser algo diferente a lo que nos tiene acostumbrados) sino que di palmas con las orejas de felicidad. Y todavía no he parado de darlas: leer algo así siempre es un placer y un motivo para ser un poquito más feliz.



      Título: Las dos orillas
      Título Original: (Las dos orillas, 2016)
      Editorial: Destino
      Colección: Varios
      Copyright:
      © Alejandro Palomas, 2016
      © Ilustraciones, Fernando Vicente, 2016
      © Editorial Planeta, S.A., 2016Ilustraciones: Color
      Edición: 1ª Edición: Noviembre 2016
      ISBN: 9788423351671
      Tapa: Dura
      Etiquetas: familia, animales, amor, crossover, relatos, duelo, muerte, más allá, mascotas, libros ilustrados, literatura española, perros, culpa, emociones, sentimientos, limbo
      Nº de páginas: 84


      Argumento:

        Rulfo y Max, los dos perros de Fer, se encuentran en una suerte de limbo mientras Rulfo está en coma tras un accidente. Allí, Max, ya fallecido, le contará cuál es el secreto para que Fer le deje marchar a la otra orilla, la de los perros fallecidos pero cuyos dueños han sabido superar su pérdida. Así Fer podrá tener un perro en cada orilla y ser feliz con el recuerdo de uno y el cariño del otro.

      Opinión:

        Alejandro Palomas nos prometió que volvería a la familia protagonista de "Una madre" y "Un perro" y lo ha cumplido. También nos advirtió que no sabía ni cómo ni cuándo. Y, añado yo, ni en qué formato, porque lo ha hecho con esta obra que no es una novela, sino un cuento ilustrado que será fácilmente leído tanto por los seguidores de lo que ya podemos considerar saga, como por quienes no hayan leído nada hasta la fecha (la historia está lo suficientemente bien explicada como para ser comprendida sin haber leído los dos libros anteriores, aunque, claro está, si los has leído, mejor que mejor), como también por jóvenes y niños de a partir de unos doce o trece años.
        Es la versatilidad de una historia sencilla, pero muy muy potente, que retoma el universo de "Un perro" y que, hasta cierto punto, rellena uno de los huecos de aquella novela: ¿qué pasó con Rulfo mientras estuvo en el veterinario tras el accidente? Sabemos qué hace Fer. Bueno, en realidad, qué hacen Fer, Amalia y los demás... Pero ¿dónde estuvo Rulfo?
        Aquí descubrimos su viaje a través del río que separa las dos orillas de la vida y la muerte o, tal vez, dentro de la propia muerte, la orilla de quienes son recordados con cariño y sensación de felicidad y quienes no han podido acudir todavía a esa orilla porque su fallecimiento no ha sido superado por quienes quedan del lado de los vivos.
        Es lo que le pasa a Max, el anterior perro de Fer, el protagonista de esta saga de novelas, atrapado entre los remordimientos, el dolor por la pérdida y la culpabilidad por no haber estado con su gran danés cuando perdió la vida. Anclado en esas emociones negativas, Fer no avanza: ni es capaz de despedirse de Max ni de dar la bienvenida, como merece, a Rulfo, su nuevo perro. Pero dicen los que tienen mascotas que su poder es inimaginable y que el cariño que son capaces de mostrar cura todas las heridas. En este caso, no será menos y Rulfo (eso sí, con ayuda de Max y del secreto que le contó durante su encuentro) abrirá una nueva puerta para Fer.
        Palomas retoma no solo el universo de "Un perro" y a sus protagonistas, sino que también hay una gran continuidad en cuanto al tono, el contenido, los temas tratados (el valor de la familia, el amor -venga de donde venga-, el dolor por la pérdida, la añoranza de los que se han ido, la impotencia, la culpabilidad...) y el protagonismo absoluto de los sentimientos y las emociones.
        Sí he notado una gran diferencia y es que aquí, por tratarse de un cuento (cuya acción debe ser más concentrada), el autor obvia las elipsis y los saltos temporales y nos regala una historia mucho más sencilla y lineal.
        Al universo de emociones y familia que crea Palomas se le une, en esta ocasión, las ilustraciones (pictóricas, descriptivas y llenas de belleza) de Fernando Vicente. Un complemento perfecto para una historia que no deja de darnos alegrías. 
         Enlace a la reseña original.
         Nos seguimos leyendo.

      miércoles, 15 de marzo de 2017

      "El diario de Nikki 6. Una rompecorazones no muy afortunada", de Rachel Renée Russell: una elección fallida

       http://www.boolino.es/es/libros-cuentos/sigue-tus-suenos/.

      Título: Diario de Nikki . Una rompecorazones no muy afortunada
      Autora: Rachel Renée Russell
      Editorial: RBA
      Género: novela, diario, LIJ
      Páginas: 352
      Publicación: 2014
      ISBN: 9788427204447

        Los flechazos están en el aire. El gran día del baile está a punto de llegar y Nikki suspira para que su amor platónico, Brandon, quiera ser su cita. Pero el tiempo empieza a pasar y las dudas aparecen, ¿Y si no quiere ir con ella? O peor aún.. ¿y si al final decide ir con Mackenzie? En este sexto libro de la internacional serie superventas Diario de Nikki, con más de 8 millones de copias impresas alrededor del mundo, Nikki, Cloé y Zoey se enfrentaran al amor… ¡Con su divertidisimo estilo de siempre!
         Está claro que esta vez he cometido un grandísimo error al solicitar este libro a Boolino para leerlo y reseñarlo. Está tan alejado de mi ideología que no ha hecho más que enfadarme y enfadarme y enfadarme y ahora me cuesta un montón escribir esta reseña. Voy a ver si me freno y explico razonadamente mis impresiones.
          Nada más empezar a leer me di cuenta de que este libro sigue el mismo esquema de tantas y tantas obras basadas en diarios escritos por chicas en su etapa en el instituto que se han publicado y que he leído. Misma estructura (problema de amor, sucesión de escollos y malentendidos y final feliz), mismos protagonistas (una chica, sus dos amigas -¿por qué siempre son dos?-, archienemiga y chico objeto de sus afectos), mismo escenario (el instituto), mismo tiempo (la edad en la que vas al instituto), mismo narrador (en primera persona, en este caso, Nikki; claro, para eso es un diario), mismo juego tipográfico (simulación de letra manuscrita e ilustraciones que también parecen hechas a mano), misma simplicidad de ideas (chicos, chicos, chicos) y, lo que es peor, mismo mensaje patriarcal de fondo.
         Y me explico. Vale que hay un cierto toque actual al proponer que juste ese año sean las chicas las que inviten a los chicos al baile de San Valentín (baile que ya preserva todos los estereotipos patriarcales de amor románticos habidos y por haber) pero mantiene las reacciones emocionales/pasionales para la chica y la conducta racional para el chico y perpetúa el tópico de la rivalidad entre mujeres y hasta dónde puede llegar (sobre todo si hay un hombre en medio). Es más, creo que, hasta cierto punto, justifica o por lo menos normaliza la actitud de la archienemiga porque sus actos (sus mentiras, sus engaños, sus tretas, su prepotencia, sus chantajes económicos y sus manipulaciones) se quedan sin sanción (que acabe buscando algo en el que cubo de la basura me parece poco más que una mera anécdota para causar humor, no un reflejo de una cierta justicia social o mensaje que enviar).
         La historia es muy muy previsible en todos sus aspectos (aunque ahí quizá cuente mi bagaje y una lectora de 9, 10, 11 años no se dé cuenta de ese esquema repetido) y se ciñe meramente al asunto amoroso. No sé si esto es así en todos los libros de la saga o solo ocurre en este que, ya desde el título, muestra claramente cuál es el tema central de la obra pero no me gusta nada que así sea. Creo que es fundamental enseñar a nuestras niñas y nuestras adolescentes que son muchas cosas más además de novias, que tienen que tener más aficiones, preocupaciones, responsabilidades y motivos para ser feliz más allá de los chicos. Vamos, que los chicos solo son una parte dentro de una vida plena llena de otras muchas cosas. Y, sin embargo, en este libro no ocurre. Hay algunas subtramas que hacen referencia a la Nikki estudiante o a la Nikki hermana pero son claramente secundarias y, es más, en la segunda, la que tiene que ver con su hermana, el tema acaba derivando nuevamente al amor y los chicos. Creo que esta obsesión por los chicos y el amor como elemento que llena tu vida está totalmente equivocada y que da pie a muchos de los problemas que tenemos hoy en día en nuestra sociedad.
          Entiendo que, a pesar de todas mis impresiones, este libro guste mucho a lectoras (y digo lectoras a sabiendas; no creo que ningún chico se sienta atraído por historias como las que se nos cuentan aquí) de la edad a la que el libro va dirigida. El factor identificación es muy importante en esta novela y muchas de ellas andarán o estará a punto de andar detrás de su primer amor. Pero por eso precisamente, porque esa es o será en breve una de sus grandes preocupaciones, me inquieta sobremanera que se les lance el mensaje de que debe ser así, de que esa es y será la mayor de su preocupaciones hasta que encuentren el príncipe azul con el que comer perdices felizmente hasta el fin de sus días. Insisto: las mujeres somos mucho más y creo que es importante que las niñas lo vean así desde que son pequeñas.
          Así que decepción absoluta con la novela y, sobre todo, con el mensaje que se está enviando a las niñas en ella. 
        Nos seguimos leyendo.    
                 http://www.boolino.es/es/libros-cuentos/los-superpreguntones-cuestiones-peliagudas/
      http://www.boolinobookbox.es/#tienda-info?promo=juntandomasletr&utm_source=juntandomasletr&utm_medium=blog

      lunes, 13 de marzo de 2017

      "La estrategia del pequinés", de Alexis Ravelo: una novela que me ha dado mucho que pensar



      Título: La estrategia del pequinés
      Autor: Alexis Ravelo
      Editorial: Alrevés
      Género: novela negra, intriga
      Páginas: 313 
      Publicación: 2013
      ISBN: 978-84-15098-81-2

       El Rubio dejó de delinquir hace décadas, pero la grave enfermedad de su mujer le hace replantearse las cosas cuando Júnior, un distribuidor local de cocaína, le propone atracar al testaferro de sus jefes en Gran Canaria. Para organizar el asalto, no le costará seducir al Palmera, un parado de larga duración cuyo sueño es abrir un bar, y a Cora, una prostituta de lujo que sospecha cercano el momento en que se esfumen sus encantos. La estrategia del pequinés es mostrarse fiero y aprovechar cualquier despiste del adversario para atacar y huir. Eso será lo que hagan los protagonistas de esta novela cuando descubran que le han pisado la cola a un tigre y se vean inmersos en una persecución frenética en la que irán dejando un rastro sangriento. Parados cincuentones, escorts venidas a menos, narcos, policías corruptos y blanqueadores de dinero pueblan esta novela negra de alto voltaje, una dura historia coral sobre perdedores en la que lo importante no es saber quién es el asesino.
         Había leído muchas cosas buenas sobre esta novela desde que vio la luz (premio Dashiell Hammet de 2014 incluido) y tenía muchas ganas de ponerme con ella y de estrenarme con el autor. Así que aproveché la convocatoria de la Yincana Criminal de este año para saldar cuentas con Alexis Ravelo y, de paso, descubrir a un autor al que pienso seguir leyendo. Su historia, cuya acción transcurre en una isla (como mandan los requisitos de la Yincana de esta semana) me ha atrapado y conmovido a partes iguales.
         Y hablo de conmovido no en el sentido de ser una historia que te toca la fibra por lo bonita o lo romántica o lo tierna que es (aunque hay una parte que podría considerase como tal) sino porque se trata de una novela que conmueve en muchos sentidos, que mueve sentimientos y emociones (no siempre positivos), que conmociona otras muchas veces. Una novela llena de personajes que merece la pena conocer aunque no gusten, aunque sean moralmente reprobables, aunque cuestiones su forma de actuar y pensar.
         Alexis Ravelo nos pone frente a un tipo de realidad que (quiero creer) el común de los mortales no frecuentamos pero que existe y, por lo tanto, debemos conocer. Una realidad en la que el tráfico de drogas, de seres humanos, la venganza y la muerte son tan habituales como lo pueden ser para mí los libros, el colegio y el amor. 
         Y eso me ha hecho pensar mucho sobre los porqués. ¿Por qué viven los personajes en ese mundo? ¿Es una decisión consciente? ¿Son las circunstancias? ¿Es el aburrimiento de lo que otros consideramos normal? ¿La adrenalina? ¿La codicia? Creo que el personaje central de la novela, el Palmera, ejemplifica muy bien todas estas preguntas (o buena parte de ellas) y que su adaptabilidad a lo que la vida le va poniendo por delante y su peculiar filosofía personal pueden ayudarnos a comprender algunas de esas respuestas.
        El Palmera nos enfrenta a una dualidad, a una amplitud de miras (o flexibilidad moral, según se mire) que me ha hecho reflexionar mucho sobre mis valores, sobre todo, confrontados a los valores (o los contravalores) de otros. No es que haya cambiado mi forma de ver y de comportarme, pero me gusta mucho meterme en la piel de gente que no piensa como yo, que no es igual que yo, durante el transcurso de una lectura, vestirme con sus problemas y meterme en sus zapatos y ver el mundo desde su punto de vista.
         Creo que el mérito es de Ravelo y de la facilidad con la que nos sumerge en esta historia que nos muestra la cara más oscura de Gran Canaria; de la capacidad que tiene para hacernos empatizar (o, incluso, simpatizar) con personajes muy alejados de nuestra manera de ver el mundo. 
         Más allá de las preguntas que me he podido hacer (y que dependen, como es obvio, de cada lector y, por lo tanto, no serán las mismas que te hagas tú, o no tiene por qué serlo), la novela en sí me ha parecido interesante, muy bien construida, con unos personajes bien desarrollados y un ritmo y una acción que no decaen desde esa primera escena (cruda y realista) con la que se abre la obra.
         Una novela, pues, muy recomendable que, creo, merece sin dudarlo el premio Dashiell Hammet y que me ha abierto la puerta a un escritor del que espero seguir leyendo más. Mucho más
           Nos seguimos leyendo.
         Incluyo este libro en los siguientes retos:
      •  Reto 100 libros1/100
      •  Reto Genérico1 (1/5 misterio)/40
      •  Reto 25 españoles1/25
      •  Reto Autores de la A a la Z1/24
      •  Reto Leemos en digital1/12

      domingo, 12 de marzo de 2017

      Pasando revista a la semana #201

        La semana de mi cumple siempre es agitada, entre unas cosas y otras, pero siempre son buenas razones, así que encantada de haber estado hasta arriba en los últimos siete días. Además, ha hecho tan buen tiempo que se me ha subido mucho la moral. Tanto, que ya solo estoy esperando el día que cambien la hora y pensar que el veranito se acerca cada vez más. Mientras eso ocurre, sorteos y balance de la semana.

      SORTEOS


      • El búho entre librosLeyendo en el busDe lector a lector y Entre mis libros y yo sortean un libro que tiene muy buena pinta, así que voy a probar suerte a ver si me toca. Puedes consultar las bases aquíaquíaquí aquí.


        SORTEO GANADO


          Justo el día de mi cumple gané un ejemplar de La chica que dejaste atrás de los dos que sorteaba Adivina quién lee, así que super genial. Ahora ya puedo participar en la lectura conjunta que han organizado.

        #RETODEESTASEMANA


          Me había propuesto acabar Notas para Emma, continuar La chica danesa y Crematorio, leer El diario de Nikki 6: Una rompecorazones no muy afortunada y lo he logrado aunque ya no me ha dado tiempo a empezar Personas desconocidas, de John Katzenbach, pero quedo satisfecha con mi semana.
          A partir de mañana quiero acabar  La chica danesa y Crematorio y empezar Cuchillo de palo, de César Pérez Gellida, y El ladrón de vírgenes, de David de Juan Marcos, para la lectura conjunta que hemos organizado Libros que hay que leer, Entre mis libros y yo, De lector a lector y yo.
           
          

        ENTRADA MÁS LEÍDA ESTA SEMANA


         La entrada más leída de la semana ha sido la que publicaba el lunes, la reseña de Controlaré tus sueños. Y en segundo lugar se coloca la de Modelos de mujer, cosa que me alegra un montón porque esta semana hemos celebrado el Día de la Mujer y este año, por falta de tiempo, no había podido preparar nada especial para conmemorarlo, como a mí me gusta. Así que así me quito un poco la espinita que tenía en el corazón.

          Y hoy no tengo libros nuevos que mostrar así que ¡feliz semana! 
          Nos seguimos leyendo.

        viernes, 10 de marzo de 2017

        "Tratado de filosofía zoom", de José Antonio Marina: un lúcido ensayo sobre la creatividad

          De vez en cuando me gusta leer filosofía y aprovecho los libros que nos ofrecen en Anika entre Libros para satisfacer este deseíllo mío. Hace unas semanas reseñé este ensayo de José Antonio Marina que hoy traigo hasta el blog.


        Título: Tratado de filosofía zoom
        Título Original: (Tratado de filosofía zoom, 2016)
        Autores: José Antonio Marina, Marcus Carus
        Editorial: Ariel
        Copyright:
        © Fundación Educativa Universidad de Padres, 2016
        © Ilustraciones: Marcus Carus, 2016
        © Editorial Planeta, S.A., 2016
        Ilustraciones: B/N
        Edición: 1ª Edición: Noviembre 2016
        ISBN: 9788434424555
        Tapa: Blanda
        Etiquetas: ensayo, superación, inteligencia, economía, creatividad, cerebro, derecho, filosofía, política, religión, ciencia, reflexiones, libros ilustrados, sobre literatura, música, arte, publicidad, imaginación, literatura española
        Nº de páginas: 252

        Argumento:

          José Antonio Marina indaga en las posibilidades del ingenio y en el poder de la ficción. Partiendo de la base de que todo proyecto es, en su origen y hasta que no se culmine, una ficción, el filósofo indaga en el poder del ingenio y la inteligencia humanos y en su capacidad para cambiar la realidad a todos los niveles (sociedad, política, religión, ciencia, costumbres, arte, etc.)

        Opinión:


          No es Valerio Lazarov y sus juegos imposibles de zoom, pero lo parece. José Antonio Marina utiliza en este libro la realidad como materia prima para ejercer de filósofo curioso y sagaz (o quizá habría que decir simplemente filósofo, puesto que la curiosidad y la sagacidad son cualidades de quien bien ejerce tal profesión) y mostrarnos no solo cómo funciona el cerebro humano a la hora de crear nuevas realidades, sino también (y en contra de lo que muchos pudiera pensar) cómo realidad y ficción van de la mano para generar nuevas posibilidades para el hombre.
        Y si visitamos el terreno de las posibilidades, de la creatividad y de lo que puede llegar a ser, el ingenio es herramienta imprescindible. Quizá por eso Marina parte de él en este ensayo para hablarnos de las infinitas posibilidades del ser humano y de cómo ha llegado a ser lo que es gracias a su capacidad para ingeniar, innovar, crear, soñar, imaginar... y llevar esas ficciones hasta la realidad.
          Esta es la materia central de este interesantísimo ensayo en el que Marina va de lo concreto (o del zoom aplicado a las parcelas más aparentemente insignificantes de la realidad) a lo general y de lo general a lo concreto para ofrecernos un mapa amplio y clarificador de cómo funciona la inteligencia humana en lo que a creatividad e ingenio se refiere.
           Una creatividad y un ingenio que no se queda en las disciplinas a las que frecuentemente se asocian estas herramientas (arte, cultura, literatura, publicidad, música...) sino que se aplica a todas las materias imaginables, incluso las que menos se suelen vincular con la imaginación y la creatividad (la medicina, el derecho, la política o la economía). Así, el filósofo toledano demuestra que el hombre es lo que es gracias a su capacidad de ficcionar, de planificar, de imaginar y de proyectar.
          Con un estilo ágil y una prosa accesible pero rigurosa, Marina nos invita a mirar el mundo que nos rodea con otros ojos (los ojos de la filosofía zoom) e, incluso, a aplicar ese zoom sobre nosotros mismos y sobre el ser humano en general. Así, cuestiones como la política, la religión, la economía, la ciencia, el arte o la cultura quedarán dibujadas desde la perspectiva reflexiva y crítica que nos propone el autor.
          Entretenido y de fácil lectura (a pesar de la densidad del contenido y de las reflexiones planteadas), solo le pongo una pega a esta ensayo: el que las notas estén al final de la obra en vez de al final de la página, lo que sería (creo yo) mucho más cómodo. Por lo demás, un ensayo lúcido e interesante que puede desvelar al lector muchos datos curiosos y reflexiones sugerentes sobre las que pensar.
            Enlace a la reseña original.
           Nos seguimos leyendo.

        Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...